ConsejosPsicología y salud mental

Niños extrovertidos e introvertidos: todo lo que los hace únicos

Hay niños extrovertidos e introvertidos, aunque sin duda todos son únicos y especiales. Lo importante es reconocer las diferencias en nuestros hijos y entender cómo acompañar sus necesidades sociales y emocionales. De este modo podremos potenciar sus fortalezas y echarles una mano con los aspectos que les vendría bien mejorar. En este artículo, exploraremos sus características y te contaremos cómo apoyarlos para que se sientan seguros en casa y fuera de ella, también.

Los niños son individuos con personalidad propia

¿Quién no desea criar a un niño feliz y equilibrado? Como padres, tutores o referentes, hacemos todo lo posible para ayudarlos a estar preparados para enfrentarse a la vida. Leemos y buscamos consejos de expertos para hacerlo bien. Sin embargo, a veces estos son muy generales y no contemplan las necesidades emocionales concretas de la infancia, por lo que lo primero y principal es saber qué significa y qué implica realmente la introversión y la extroversión en esta etapa.

Que sean conceptos contrapuestos no significa que haya una forma ‘mejor’ de ser, ya que son distintas cualidades individuales. Todos los seres humanos somos diferentes y el punto de partida es comprender que dentro de esas distancias podemos potenciarnos, al igual que es preciso ser conscientes de que los hijos son individuos diferenciados de sus padres. Nunca hay que forzarlos ser de la manera que somos o creemos positiva, sino entenderlos y acompañarlos en sus procesos de sociabilidad, ya que probablemente mantengan estos rasgos a través del tiempo.

Niños introvertidos y extrovertidos
Hay niños introvertidos y extrovertidos, y cada uno recarga su energía de distinta manera | Fuente: Canva

¿De qué hablamos cuando decimos ‘introvertido’ y ‘extrovertido’?

Aunque a menudo se emplean la palabra ‘introvertido’ como sinónimo de personas tímidas‘extrovertido’ para hablar de quienes son muy sociables, en realidad no hacen solamente referencia a la forma de vincularse, sino a la manera en la que el niño gasta y recarga su energía

En el primer caso, es posible que los niños prefieran pasar tiempo a solas, que tengan un mundo interior más amplio y que no compartan sus sentimientos con facilidad. Si bien este comportamiento, en caso de darse de pronto, puede despertar algunas alarmas, cuando se mantiene su actitud en el tiempo, es simplemente un rasgo más de su personalidad.

Si notas que tu hijo se agota fácilmente al socializar y necesita momentos de estar solo para recargar energías, probablemente sea así. Recuerda que no es una enfermedad ni un trastorno, y no es algo que pueda cambiar. Por el contrario, hay que brindarles comprensión y apoyo, ya que simplemente es parte de su forma de ser.

Por otro lado, a diferencia de lo que se cree popularmente, los extrovertidos también pueden ser tímidos y necesitar tiempo a solas, pero, por lo general, se les distingue porque centran su atención en el mundo exterior y se acercan a otras personas como fuente de energía.

Quienes son extrovertidos usualmente se ‘recargan’ sus pilas socializando y se aburren o entristecen cuando están solos por cortos períodos de tiempo. Además, tienden a hacer amigos fácilmente en cualquier lado, lo que puede ser un reto para los padres y madres más herméticos.

Al intentar determinar las preferencias que un niño puede estar mostrando, considera hacerte la siguiente pregunta: “¿cómo obtiene su energía?”.

niño introvertido leyendo
Las personas introvertidas necesitan tiempo a solas para cargar las pilas | Fuente: Canva

Que hay que evitar

Es probable que la preocupación por el bienestar emocional de los niños y las niñas sea lo que lleve a muchos adultos a tratar de hacer que los introvertidos ‘se abran’ y socialicen más con otros, pero esto puede ser contraproducente y hasta agotador. Si tu hijo tiende a la introversión, respeta su espacio y sus momentos a solas. Y, sobre todas las cosas, no lo fuerces a relacionarse.  

Por otro lado, hay muchos casos en los que se empuja a los niños extrovertidos a estar durante mucho tiempo solos. Incluso cuando son muy habladores, hay una tendencia a pedirles pedirles que se callen o a impedir que, justamente, hablen con las personas que se cruzan diariamente.

Tanto en un caso como en el otro, estas actitudes son nocivas para los pequeños, porque les enseña que su forma de vincularse es incorrecta, inadecuada o ‘pesada’, e incluso, al ser forzados a ser de una forma diferente a la propia, les produce angustia y estrés.

Cómo acompañarlos y potenciarlos 

Para acompañar y apoyar a los niños y adolescentes introvertidos, es fundamental respetar su necesidad de tiempo a solas. Los adultos podemos ayudarlos a lidiar con situaciones sociales estresantes al hablar con ellos con anticipación y darles tiempo para descansar durante y después de estas circunstancias. Hay que evitar empujarlos a hacer muchos amigos (tienden a tener pocos) y corregirlos en privado, para no hacerlos sentir avergonzados en público. Además, brindarles un espacio de charla sin interrupciones les dará el espacio para procesar y comunicarse a su propio ritmo.

Para ayudar y potenciar a los niños extrovertidos, debemos reconocer su necesidad de hablar y socializar con los demás. Lo que podemos hacer por ellos es ayudarlos a regular sus niveles de energía, proporcionándoles opciones de descanso y tiempo para procesar. También es importante darles la oportunidad de liderar y brillar frente a otros, tanto en reuniones como en clases.

Recuerda que es esencial que los adultos entendamos que tanto un grupo como el otro tienen habilidades únicas para ofrecer al mundo. Los más silenciosos son grandes pensadores, con un enorme mundo interno y una facilidad de análisis que les permitirá ser más templados y menos impulsivos. A su vez, los pequeños charlatanes son maravillosos líderes, tienen soltura a la hora de hablar y están cargados de simpatía. Ten en cuenta a qué tipo pertenecen tus hijos e hijas, y potencia las cualidades que los hacen únicos.

Ver más
ConsejosPsicología y salud mental
×